Obtener Documentos Libres

Gracias a los colegas de LibreOffice Argentina, aquí les dejo la traducción de un artículo publicado hace algunos meses, pero que por contenido e importancia no deja de tener vigencia, sobre todo acá en Cuba. No dejo de insistir en este tema, no sigamos aislando nuestros documentos en el tiempo, es hora de que se tome conciencia de la importancia de utilizar estándares.

 por Italo Vignoli

Con el fin de obtener documentos libres, tenemos que aprender a producir documentos interoperables. Desafortunadamente, esto significa que tenemos que revisar la mayoría de nuestros hábitos de edición, y empezar a pensar en varios detalles que marcan la diferencia: la suite de oficina, el formato del documento y las fuentes.

Al final, nos daremos cuenta de que si empezamos a pensar en la interoperabilidad cuando creamos un nuevo documento, finalmente seremos capaces de intercambiarlos de manera transparente con cualquier otro usuario.

I Utilice LibreOffice

Hoy, LibreOffice es la mejor opción disponible para los verdaderos documentos libres, ya que es la única suite de oficina libre independiente de influencias externas. De hecho, otras suites de oficina, aunque de código abierto, están bajo el paraguas de otro proyecto de código abierto o una gran corporación.

LibreOffice es desarrollado por una de las mayores comunidades de software libre, bajo el paraguas de The Document Foundation. TDF es una entidad independiente sin fines de lucro con sede en Alemania – con apoyo de gobiernos, corporaciones y pequeñas empresas de software – que supervisa y coordina las actividades relacionadas con LibreOffice.

LibreOffice es liberado bajo una licencia copyleft: un activo clave del software. Las licencias Copyleft ofrecen varias ventajas sobre otras licencias aprobadas por OSI, ya que crean un ambiente donde los desarrolladores con patrocinio corporativo y los voluntarios pueden colaborar, sin el riesgo de que sus contribuciones se utilicen para crear un paquete de software privativo.

Gracias a los efectos positivos de la licencia copyleft, la comunidad hacker LibreOffice ha ido creciendo de manera constante y – aunque está basado en una mayoría de los voluntarios puros – es comparable en tamaño con los grandes proyectos de software de código abierto. Esto salvaguarda la independencia y el futuro de LibreOffice como suite ofimática libre, capaz de competir con las ofertas privativas.

II Utilice ODF

ODF es el acrónimo de Open Document Format para aplicaciones de oficina, también conocido como OpenDocument. Es un formato de archivo basado en XML para documentos de oficina, que fue desarrollado con el objetivo de proporcionar un formato de archivo estándar para la productividad de escritorio.

ODF fue desarrollado por un comité técnico de la Organización para el Avance de Estándares de Información Estructurada (OASIS, por sus siglas en inglés) del consorcio de la industria, basado en la especificación de Sun para XML OpenOffice, el formato de archivo predeterminado utilizado por el “padre” de LibreOffice. En 2006, al final de un largo proceso de revisión, ODF fue aprobada como Norma Internacional ISO/IEC bajo el nombre ISO/IEC 26300:2006.

ODF es reconocida y apoyada como un estándar de documentos por varios gobiernos, empresas, organizaciones y productos de software. Por ejemplo: la OTAN con sus 26 miembros utiliza ODF como un estándar para los documentos.

ODF es el formato de archivo nativo de LibreOffice, y de muchas suites de oficina y aplicaciones gratuitas: AbiWord, Apache OpenOffice, Calligra, Gnumeric y NeoOffice. Además, ODF también es apoyado por las suites de oficina y aplicaciones privativas.

Un estándar abierto para documentos de oficina representa una mejora dramática sobre formatos de archivo privativos heredados o pseudo- estándares.

De hecho, un estándar abierto protege a los usuarios contra los efectos de la dependencia de un proveedor, debido a que la disponibilidad de las especificaciones de formato y el hecho de que la norma está gestionada por una organización verdaderamente independiente como OASIS fomenta los documentos libres.

Los documentos ODF – documentos de texto ODT, hojas de cálculo ODS y presentaciones ODP – serán siempre libres y accesibles para todos, ya que se basan en especificaciones abiertas. Esto significa que la implementación de ODF es un proceso sencillo, que ofrece resultados predecibles y consistentes independientemente del software (ya que los desarrolladores pueden confiar en las mismas especificaciones públicas, y pueden aprovechar la disponibilidad del código fuente).

Tratando de simplificar el concepto, escribir un documento ODF es fácil – y por lo tanto el resultado es predecible – ya que los desarrolladores pueden acceder a las mismas especificaciones, que son fáciles de entender, y pueden contar con las mismas herramientas. Por lo tanto, siempre será posible abrir un documento ODF (incluso uno muy antiguo).

Por supuesto, con el fin de proteger la libertad de los usuarios, LibreOffice lee y escribe – a menudo perfectamente – muchos de los documentos privativos. Estos archivos, sin embargo, sólo se deben usar para intercambiar contenidos con otros usuarios, y no para almacenar información.

III Utilice Fuentes Libres

LibreOffice utiliza fuentes libres, que se pueden instalar en cualquier computadora personal, con el fin de garantizar la coherencia visual de los documentos entre diferentes plataformas de hardware y sistemas operativos.

Un documento de procesador de textos o una presentación creada con LibreOffice se pueden abrir con cualquier otra computadora personal usando LibreOffice, independientemente de la plataforma o el sistema operativo. Los dos documentos parecen idénticos, porque las fuentes serán las mismas (mientras que el software se encargará de todos los otros detalles, como los márgenes, alineaciones y espacio entre líneas) .

Por el contrario, las suites ofimáticas privativas usan sus propias fuentes, que se reemplazan comúnmente con fuentes similares, pero métricamente diferentes cuando se abren por LibreOffice o cualquier otro software. Esto puede dar un resultado visualmente diferente del original, y crea un problema de interoperabilidad (aunque se conserva el contenido del documento).

De hecho, las fuentes privativas crean un problema de compatibilidad artificial entre los documentos por lo demás idénticos, ya qu la percepción de una diferencia visual supera el hecho de que todo el contenido se conserva.

En combinación con el formato de documento estándar ODF, las fuentes libres preservarán no sólo los contenidos, sino también el aspecto visual, en el futuro previsible. Hay varios recursos para fuentes gratuitas, que ofrecen una gran selección capaz de cumplir con todos los gustos personales: Google Font, con más de 630 familias de fuentes; Open Font Library, con cerca de 400 bibliotecas de fuentes, y Font Squirrel, con una selección muy grande .

Las fuentes libres mejoran la interoperabilidad y aumentan la fidelidad del documento. Por lo tanto, su implementación debe convertirse en un hábito para todos los usuarios de computadoras personales .

IV Utilice plantillas y estilos

Las plantillas y estilos son el último componente de un documento perfectamente interoperable, ya que ayudan a los usuarios en la producción de etiquetas XML que cumplen con estándares para describir los diferentes elementos (como títulos, subtítulos, encabezados, párrafos, encabezados y pies de página, números de página, el contenido de celdas, etc ). Una etiqueta XML compatible con el estándar será extremadamente fácil de reproducir por el software receptor, y esto dará como resultado un documento que es idéntico al original.

De hecho, cada elemento del documento tiene una etiqueta como <title> o <text>, que describe la función. Además, hay otras etiquetas que describen el tipo de letra, el tamaño y otros atributos tales como el peso de caracteres (normal, negrita o cursiva) y la alineación de la línea. Si un usuario elimina una plantilla o un elemento de estilo, también se eliminará la etiqueta XML asociada, que será sustituida por una etiqueta genérica.

La falta de la etiqueta XML apropiada representará un problema para el software receptor, que tratará de interpretar la etiqueta genérica en lugar de reproducir la correcta. El resultado será un documento que podría – o no, de acuerdo con el comportamiento del software – ser diferente del original.

Conclusión

Un verdadero documento libre se puede obtener mediante el uso de software libre, estándares de documentos abiertos, fuentes libres y plantillas de documentos estándar y estilos. Los usuarios tendrán que aprender un proceso diferente, en cuatro sencillos pasos, para mejorar la interoperabilidad con otros usuarios, con independencia de la plataforma y el sistema operativo.

Un pequeño esfuerzo, para una mejora significativa, ya que el resultado será un verdadero documento libre (e interoperabilidad transparente).

Tomado de: http://libreoffice.org.ar

Original: http://www.italovignoli.org

Un comentario en el artículo “Obtener Documentos Libres”

Súmate al debate y déjanos tu comentario. Siéntete libre de expresar tu criterio siempre y cuando sea basado en el respeto al resto de la comunidad y centrándote en el tema o eje central de este artículo. No haremos pública tu dirección de correo electrónico.