Noticias

Declaración de The Document Foundation acerca de la próxima discusión en la ciudad de Munich para regresar al uso de Windows y MS Office

Saludos a los lectores de LibreOfficeCuba. The Document Foundation es una entidad benéfica independiente y la casa de LibreOffice. Hemos seguido la evolución en Munich con grandes inquietudes y queremos expresar nuestra decepción por ver a una minoría de políticos, aparentemente, haciendo caso omiso a los consejos de expertos que hemos buscado.

Los rumores de que la ciudad de Múnich volvería a Microsoft Windows y Microsoft Office se han estado filtrando regularmente desde la elección de Alcalde Dieter Reiter, que fue descrito como “fan de Microsoft” cuando fue entrevistado por la revista Stadtbild en 2014.

El Alcalde Dieter Reiter pidió a Accenture, un socio de Microsoft, para producir un informe sobre la situación de la infraestructura de TI de la Ciudad de Múnich, que resultó un documento de 450 páginas, donde se identificaron las principales cuestiones de tipo organizativo y que no están relacionados con los sistemas operativos y aplicaciones de código abierto.

En la era de datos abierta y la transparencia en la toma de decisiones políticas, nos alegramos de que el informe está ahora puesta a disposición del público en general (https://www.ris-muenchen.de/RII/RII/DOK/SITZUNGSVORLAGE/4277724.pdf).

Según el informe, sólo un pequeño porcentaje de usuarios (entre 18% y 28%, según las diferentes aplicaciones) tenía problemas graves relacionados con el software, que podrían ser resueltos mediante la migración de estos usuarios a Windows y MS Office. Por cierto, el 15% de los usuarios reconoció problemas graves relacionados con MS Office.

De hecho, el informe de Accenture sugiere desacoplamiento del sistema operativo y la aplicación para reducir las dependencias a nivel de cliente. Para asegurar esto, tanto en Windows como LiMux deben ser desplegados en una configuración básica, que incluye sistemas operativos, así como, aplicaciones, tales como LibreOffice, calendario y correo electrónico, requeridos por todas las unidades y los proveedores de autoservicio. La configuración básica debería extenderse dependiendo de la aplicación.

A pesar de las sugerencias, el miércoles, 15 de febrero de Ayuntamiento de Múnich discutirá una propuesta – presentada por una minoría de concejales de la ciudad – para instalar Windows 10 y MS Office 2016 en todas las estaciones para el año 2020. Esto costaría a los contribuyentes cerca de 90 millones euro durante los próximos seis años, con un empeoramiento del 35% sobre el Figura 66 millones de euros sugerido por Accenture.

Además, de acuerdo con las estimaciones proporcionadas por los concejales del Partido Verde, otros 15 millones de euros se deben gastar sustituir o actualizar los PCs que son perfectas para una pequeña huella de sistema operativo como Linux, pero no pueden soportar incluso una configuración básica de Windows 10.

Por último, pero no menos importante, la mayoría de los gastos relacionados con la compra de licencias de Microsoft contribuirán al PIB de Irlanda (donde todos los productos de Microsoft que se venden en Europa provienen de ahí) en lugar de las empresas locales que apoyan las soluciones de código abierto desplegados en la actualidad. Esta es una diferencia bastante notable en la asignación de dinero de los contribuyentes, que debe ser considerado cuidadosamente.

Aparte de la agravación de costos, la propuesta en discusión ignora la razón principal detrás de la decisión de migrar de software propietario a software de código abierto por la ciudad de Múnich, es decir, la independencia de un único proveedor de software y software propietario al moverse a formatos de documentos estándar.

De hecho, aunque la propuesta asocia los formatos de documentos de MS Office con el concepto de “estándar de la industria”, debe quedar claro que todos los documentos de MS Office son propietarios y ofuscado, y por lo tanto inadecuado para la interoperabilidad, incluso cuando han sido reconocidos por organismos internacionales de estandarización tales como ISO. Un formato de documento estándar, para ser considerado como tal, debe ser implementado en el mundo real y no sólo que se ha descrito en el papel.

Si se aprueba la propuesta actual, la ciudad de Múnich no sólo perderá la independencia del proveedor que ha buscado durante la última década, sino que mantendrá una estrategia que hace caso omiso de la tendencia actual que obliga al uso de los estándares abiertos de documentos en países como Reino Unido, Francia, Suecia, los Países Bajos y Taiwán.

En lugar de invertir en la educación acerca de los estándares abiertos de documentos, para aumentar la adopción y reducir así los costos de interoperabilidad, la ciudad de Múnich adoptará un formato de documento pseudo-estándar que se sabe que crea problemas, incluso cuando se actualiza desde una versión anterior del mismo Software de oficina.

Con base en las consideraciones anteriores, The Document Foundation cree que la propuesta que se discutirá el miércoles, 15 de febrero representa un importante paso atrás para la ciudad de Múnich, con un aumento considerable de los gastos, una cantidad desconocida de costos ocultos relacionados con la interoperabilidad, y un uso cuestionable de dinero a los contribuyentes.

Fuente: https://blog.documentfoundation.org

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Acerca de Carlos Parra Zaldivar

Nací en la ciudad de Holguín, en el año 1961, estudié la secundaria y el preuniversitario en la Escuela Militar "Camilo Cienfuegos". Me gradué como Licenciado en Física y Astronomía en el año 1985 y comencé mi vida laboral en el IPVCE "José Martí Pérez" de la ciudad de Holguín, impartiendo la asignatura de Física, en el año 1986 comienzan mis incursiones en el mundo de la informática, en el año 1997 presenté un Libro de Física con aplicaciones informáticas en el Evento Internacional de Pedagogía ´97. Desde ese año me desempeño como informático y trabajo desde entonces en la Dirección Provincial de Servicios Comunales en la ciudad de Holguín. Desde el 1ro. de Enero del 2015 soy Miembro de The Document Foundation.

2 Comments

  1. Sam

    Al final todo se rige por la sucia política y su voluntad…

    • Sam:

      Mis saludos y las gracias por comentar en el blog. Te comento que tienes razón y está claro que migrar a software libre es una cuestión política y no precisamente de índole tecnológica como muchos piensan, y no solo el ahorro que les puede reportar al asumir soluciones basadas en Software Libre, sino, lo que aporta, como el hecho de compartir, éticamente es correcto y sobretodo inculcar la solidaridad y beneficios colectivos. Cuando hay intereses económicos particulares, entonces el Software Libre no les conviene.

      Saludos

      Carlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *